Moda de actuar

Presentación da marca Moda de actuar

Moda de Actuar es un proyecto alucinante e increíblemente inspirador que me llegó en un momento muy duro y que me devolvió la ilusión y el amor por mi profesión. Nunca dejaré de estar suficientemente agradecida a Yolanda Cacheda y Lucas Requejo por hacerme partícipe de sus sueños y dejarme “jugar” con su marca.

A partir del naming, de la filosofía de sus fundadores y de la prenda insignia, una chaquetilla de chef inspirada en las batas de cuadros típicas del rural gallego, comenzamos a construir la marca; pero no solo desde un punto de vista de branding; sino también desde un punto de vista de negocio.

Trabajamos en la estrategia y definimos el perfil de cliente, la propuesta de valor y la experiencia de usuario de una marca no convencional, sin tienda física para vender, ni prendas en stock. Una marca basada en la creación de prendas especiales y patrones a medida.

Definimos el tono, los valores, la visión y la misión de Moda de actuar para, a partir de ahí, trabajar en los artefactos de comunicación. 

M I S I Ó N

La misión de Moda de Actuar es recuperar lo más vulgar, las prendas que se usaban en el rural para el trabajo, para proteger la ropa, prendas que nunca estuvieron guardadas en un armario, que se colgaban de un clavo oxidado detrás de la puerta del establo, que nunca se compraron en tiendas, sino en el mercadillo. Queremos convertirlas en prendas que la gente quiera tener, quiera ponerse y quiera enseñar y hacerse selfies con ellas para subir a Instagram y conseguir muchos me gusta

Queremos confeccionar prendas que hablan por sí mismas, hablan de que hay mucho que aprender de nuestros antepasados: el respeto por la naturaleza y el conocimiento y amor por la tierra y hablamos de la tierra que pisamos y que cultivamos para plantar nuestras lechugas y tomates que tanto nos gustan. Ese es el reto, desde la humildad y la ilusión de empezar un nuevo proyecto, que esperemos nos sirva para no perder algunas cosas nuestras, para acordarnos de quiénes somos y de dónde venimos.

Las técnicas de Design Thinking nos permitieron llegar al baseline: Prendas únicas de inspiración rural y nos atrevimos a poner en las etiquetas “Feito en Lalín” (Hecho en Lalín, la pequeña villa donde se gestó el proyecto). Con las sesiones estratégicas también nos dimos cuenta de que nuestro principal público no era minorista; sino, emprendedores o pequeñas empresas de todos los sectores que iban a la contra y decidían apostar por negocios con alma, basados en el consumo local, el trato personalizado al cliente y en la calidad de servicios y productos.

Desarrollamos una estrategia en medios a medida basada en dos objetivos: conseguir publicity y crear comunidad. Para ello, apostamos por la elaboración de contenidos propios, redactando textos cocinados a fuego lento, inspirados en la poesía de lo cotidiano, del campo, de la naturaleza y de las personas auténticas. Por eso, cada publicación en Facebook sería muy cuidada, apropiándonos de una realidad en peligro de extinción: el imaginario del rural. Lo encumbramos hasta el estado de arte. Porque así es como Lucas y Yolanda, los creadores de la línea de moda, lo veían.

Lo que no se nombra no existe y, para la marca, la personalización era tan importante que se nombró y se definió la línea de hombre y la línea de mujer.

M I L F A E N A S

La mujer “milfaenas” es la inspiración para nuestras prendas femeninas y la filosofía que intentamos que se transmita a través de nuestra ropa. Por eso, MILFAENAS es el nombre que le damos a nuestra línea de mujer.

Representa a todas las mujeres para las que la naturalidad es el mejor maquillaje. A las mujeres que te invitan a café y no te dejan marchar hasta que cenas. A las que te ofrecen un remedio casero antes que una Aspirina. A las que comparten más de lo que tienen.

A todas las mujeres que se remangan ante la vida.

¡Por ellas!

M I L M A Ñ A S

MILMAÑAS es el nombre que le damos a nuestra línea masculina; pero, sobre todo, es un homenaje al hombre de aldea que sabe de todo. 

Un homenaje al vecino que llamas para injertar, para ponerte la inyección o arreglar el reloj de la cocina. El hombre que teoriza sobre la forma de las nubes, hace un cohete con un junco y una flauta con un boj. 

Porque nuestras prendas representan esa actitud vital del “milmañas”, el hombre ayudador e ingenioso que siempre lleva en la boca un “lo que haga falta”.

C L I E N T E~ MODA DE ACTUAR
A G E N C I A~ LEONTINO&ELÍAS
F U N C I O N E S~ DIRECCIÓN CREATIVA, COPYWRITING, SERVICE DESIGN
D E S C R I P C I Ó N~ IDENTIDAD CORPORATIVA Y PLATAFORMA DE MARCA

Fotacas by Nerea Pérez

(Fuente: facebook.com)